Todo lo que necesitas saber de las cuerdas de escalada

Fabricación, conservación, tipología…

A la hora de comprar una cuerda de escalada no basta con fijarse en el precio y el color. Hay cualidades y características muy importantes a tener en cuenta a la hora de comprar una cuerda

1. Identificar una cuerda e interpretar la información..

En primer lugar debemos ser capaces de identificar las características de una cuerda. Conocer las partes de una cuerda y reconocer la información facilitada por el fabricante es básico para una correcta elección y utilización. Toda la información, (si se trata de una cuerda que ha pasado los controles de calidad europeos), debe venir recogida en el cabo de la siguiente forma, (Imagen de una cuerda BEAL):

En el mismo cabo podremos encontrar la longitud de la cuerda, los símbolos estándar de conformidad con las normas europeas y UIAA y por supuesto el símbolo que nos informará del tipo de cuerda, vamos a centrarnos en los 3 más utilizados.

2. Fabricación. Componentes.

Son materiales derivados del petróleo como la poliamida, el poliéster o el polipropileno. El fabricante escoge la fibra sintética adecuada a las características finales que desee dar a la cuerda. Después, definirá el diámetro, número de husos y tipo de camisa para dar con las particularidades deseadas. Una vez fabricada, la cuerda tendrá que superar los controles de calidad que impone la Comunidad Europea (CE) y la UIAA (Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo).

Básicamente las cuerdas se componen de dos partes:

  • El alma: Es la parte interior y no visible de la cuerda, compuesta por miles de hilos continuos en toda la longitud de la cuerda. Es la responsable del 65-85% de la resistencia de la cuerda.

  • La camisa: Es la parte exterior y visible de la cuerda. Su función principal es la de proteger el alma del polvo, de los rayos ultravioleta y de la abrasión; también aporta, dependiendo del tipo de cuerda, entre el 15 y 35% de resistencia total de la misma.

3. Tipos de cuerda.

Básicamente se fabrican tres tipos de cuerdas:

  • Cuerdas estáticas: Están compuestas por poliamidas poco elásticas y en su fabricación, las fibras se disponen paralelamente para evitar el efecto “yo-yo”. Se emplean para elevar o trasladar cargas y para ascender por ellas con bloqueadores.

  • Cuerdas semiestáticas: Se emplean generalmente en trabajos verticales para trabajar suspendidos de ellas. Se estiran entre el 3 y 5%.

  • Cuerdas dinámicas: Este tipo de cuerdas pueden absorber la energía que genera el impacto de una caída gracias a su capacidad de estiramiento. Su gran capacidad de elongación la logran los fabricantes utilizando poliamidas elásticas y trenzado en espiral (efecto muelle) los hilos y las hebras del alma. Su uso está indicado para todas aquellas actividades donde haya riesgo de caer desde un punto que se encuentre por encima del lugar de aseguramiento. Sin embargo el ascenso por ellas con bloqueadores es incómodo debido al efecto de encogimiento-estiramiento que producen. Además, las camisas se estropean enseguida con los bloqueadores.

Ni la estática, ni la semiestática, son cuerdas homologadas para asegurar a alguien que pueda caer desde un plano que se encuentre por encima del punto de aseguramiento, dado a que su baja capacidad de estiramiento hace que no puedan absorber la energía que se produce en una caída. Esto puede traer como consecuencia graves lesiones a la persona e incluso se podría romper la cuerda. Un ejemplo: Una caída de factor 2, con 0,6 metros de cuerda activa en una cuerda dinámica produce un impacto de unos 700 kilos, mientras que la misma caída en una cuerda estática produce un choque de unos 1.800 kilos. Las cuerdas suelen fabricarse con diámetros diferentes, pero cada rango tiene su uso. Los diámetros inferiores a 8 milímetros se denominan cordinos y sólo se emplean para utilizarlos como anillos o cuerdas auxiliares, nunca como cuerda de aseguramiento. Aquellas que estén por encima de esta medida se denominan cuerdas. En los extremos (cabos), las cuerdas llevan señalados unos íconos con las indicaciones para no confundir su uso.

  • La marca “1? indica que esa cuerda está homologada para ser utilizada en simple. Para ello tiene que pasar una prueba en laboratorio que consiste en soportar al menos 5 caídas UIAA (factor 2) con 80 kilos de peso, sin transferir al escalador una fuerza de choque por encima de los 1200 kilos,