Nudos para Trabajos Verticales II: Nudos de Amarre

Lo primero que debemos tener en cuenta es que cualquier nudo, sea el que sea, reduce significativamente (entre un 20% y 60%) la resistencia de la cuerda. Buena prueba de ello es que, llevadas al límite de su resistencia, las cuerdas rompen siempre por el nudo. Esta pérdida de resistencia se debe a la propia estructura del nudo: las fibras de las cuerdas resisten al 100% de su capacidad siempre y cuando trabajen en paralelo y la carga se distribuya uniformemente entre ellas.

Nudo Ocho

El nombre del nudo está dado por su aspecto característico. Es el nudo tope más importante para los marineros y escaladores y se utiliza para evitar que los cabos se despasen de las poleas, ollaos o cáncamos. Tiene una gran ventaja sobre el medio nudo, y es que, aunque sufra tensión, se afloja con facilidad.

Se le conoce también con los nombres de nudo "Flemish o Savoy". Su apariencia entrelazada ha sido vista como un símbolo de afectos cruzados. En heráldico tiene el significado de amor leal, mostrándose en diferentes escudos, y es de aquí de donde provienen sus diferentes nombres.

Resistencia residual: 75%

Es el nudo de fijación por excelencia y uno de los más utilizados tanto en el ámbito profesional como en el deportivo. Es fácil de realizar, muy estable y su forma simétrica permite una rápida verificación.

Puede hacerse por chicote (cosido) o por seno.

Nudo de Ocho Simple

El nudo de Ocho simple es fundamentalmente un nudo de tope, utilizado por los marinos para que los cabos no se despasaran de las poleas. Este nudo tiene la ventaja sobre el medio nudo de que aunque sufra gran tensión se puede destensar con facilidad. En escalada y alpinismo se usa como tope al final de la cuerda, para encordarse con tu compañero de cordada, como un sistema de aviso para anunciarnos de que estamos ya casi al final de nuestra cuerda, si es que estamos realizando un rapel. tambien se utiliza como empotrador de fortuna, como fisurero, enganchando el nudo a una fisura adecuada en la roca.

Su realización es muy sencilla, por chicote (es decir, en el extremo del cabo).

El Nudo de Ocho Doble

El nudo de Ocho Doble le añade fortaleza al Ocho simple, convirtiéndolo, gracias a la gaza que se forma, en un excelente nudo para sistemas de aseguramiento. De hecho el nudo de Ocho doble es el nudo normalmente usado en los sistemas de encordamiento. Hay dos formas de realizar el Ocho Doble.

  • Por chicote: Es decir utilizando el final del cabo (Chicote). Realizaremos un nudo de ocho simple dejando suficiente longitud de cabo y, dejando una gaza según la necesidad, volveremos a “coser” el nudo metiendo la punta del cabo y siguiendo el recorrido del anterior nudo. Escrito parece más complicado de lo que en realidad es. La realización por chicote se emplea sobre todo cuando vamos a utilizar este nudo para asegurar un arnés. Como veremos más abajo realizaríamos un ocho simple, pasaríamos el cabo por el arnés y completaríamos el nudo cosiéndolo en retorno hasta completar el ocho doble.

  • Por seno: Sujetamos una gaza amplia de la cuerda y realizamos (en doble) un nudo de ocho simple. El resultado final será un ocho doble. Este nudo es útil cuando necesitamos pasar una gaza ya construida por un mosquetón, por ejemplo cuando nos estamos encordando en mitad de una cuerda (Primero y ultimo se encordarían con ocho por chicote, directamente sobre el arnés, y la persona en el medio se encordaría realizando un ocho doble por seno y conectándolo a su mosquetón de seguridad)

Nudo Nueve

El nudo del nueve, es el típico nudo que forma un lazo en un cabo. Es un nudo muy parecido al nudo del ocho pero este presenta una vuelta extra antes de acabar el nudo, y tiene la particularidad que azoca menos aún con fricciones mayores. Este nudo es una alternativa al nudo del ocho. Se puede utilizar como nudo de seguro, y también para unir un cabo a un punto de anclaje. El nudo del nueve presenta mayor resistencia y es más sencillo deshacerlo tras haber sido sometido a tensión.